Lavado

de cerebro

 

 

 

El problema de la alienación parental

Se denomina alienación parental a la

situación en la que el padre o la madre

le hablan mal de su ex pareja al hijo que

tienen en común, logrando que el niño o la

niña rechacen a su padre o madre. Ocurre

que la mayor parte de las veces quien le

"lava el cerebro" al hijo es la madre,

que también casi siempre es quien detenta la tenencia.

En 2016 se realizó en España un Congreso Internacional del Síndrome de Alienación Parental (SAP) y Custodia Compartida, y hubo quejas de feministas del "Comando Reacciona", que lo calificaban como "ideología machista". Feministas radicales también plantearon  en la ONU q este conflicto no existe, pero lamentablemente es una realidad y lo padecen menores.

Vilalta y Winberg Nodal (2017) respondieron las objeciones más usuales al SAP, entre ellas las críticas ad hominem hacia Richard Gardner y el argumento de que "el SAP no figura en el DSM". Incluso si hay acusaciones válidas contra el inventor del término SAP, eso no implica que el término no refiera a un problema real. La Declaración AIPJ contra la Violencia Parental (2016) plantea que si bien las palabras "interferencia parental" y "alienación parental" no figuran en el DSM, el manual que reúne trastornos y problemas psicológicos, sí figuran otras categorías que incluyen este tipo de problema ("maltrato psicológico infantil", "problema relacional entre padres e hijo", "niños afectados por la relación parental angustiosa"). Si la objeción es que la palabra "síndrome" tiene una excesiva connotación médica, puede reemplazarse por otro término ("situación" o "problema"), sin por ello negar que existen las conductas problemáticas a las cuales el término alude.

La especialista en este tema es la psicóloga Asunción Tejedor Huerta.

Es posible leer un artículo en español sobre el tema aquí.